Un living con textura y personalidad

El living ha dejado de ser ese espacio dedicado “solo” a las ocasiones especiales. Es cada vez más frecuentado por la familia y por ello su propuesta de diseño responde a la funcionalidad, practicidad, sin perder personalidad y estética.

Un sofá cómodo, con un género apto niños, un piso fácil de limpiar y paredes que resistan el tránsito que tiene este nuevo lugar más que social.

Weber cuenta con una solución ideal para agregar carácter a los muros de estos espacios, y otorgarle personalidad: el revestimiento acrílico texturable que puede aplicarse con rodillo.

Weberplast rodillado es un aliado crucial para agregar texturas de un modo simple a las paredes del interior del hogar.

Está disponible en 20 tonos listos para usar y más de 280 colores que pueden solicitarse a pedido en nuestros puntos weberplast. Se aplica con rodillo, es impermeable, lavable, antihongos y antialgas.
 

Modo de aplicación

El sustrato sobre el que se aplique el producto debe estar en perfectas condiciones (libre de fisuras, limpio y sin restos de pinturas o revestimientos existentes). Antes de pintar, debemos agitar el producto y luego emplear un rodillo de pelo corto o medio para proceder en el uso propiamente dicho. La primera mano tendremos que diluirla con 10% de agua y una vez que identifiquemos ausencia de brillo proceder en la segunda, esta vez pura. Cabe destacar que esta solución no requiere de una mano base.

Se recomienda además trabajar siempre por paños completos y si la superficie es muy grande, plantear buñas para seccionarla.

En conclusión, logramos una terminación decorativa, de fácil aplicación, resistente y con una excelente performance, es decir la fórmula que hace que los revestimientos acrílicos se adueñen de exteriores e interiores del hogar.

Para quienes tienen dudas sobre la elección del tono pueden solicitar muestras de la solución en obra, contactándonos al  0800-800WEBER (93237).