¿Cómo asegurar la impermeabilización de un sótano de ladrillo o de bloques?

La humedad en los muros subterráneos es frecuente. Cuando las paredes interiores están constituidas por ladrillos o bloques de hormigón estándar, la presencia de humedad puede tener diferentes orígenes.

Problemas comunes y dudas que puede enfrentar

Thumbnail

Solución

El agua contiene sales del terreno que se depositan en el muro. Estas sales se acumulan, se hinchan y degradan el muro. Con el tiempo, el salitre se desarrolla. El muro y los revoques se degradan rápidamente. Los locales enterrados se convierten en espacios insalubres.
Para solucionarlo, debe revestirse la cara interior de los muros con un mortero de impermeabilización que resista el agua en contrapresión, sea insensible a las sales y se aplique en capa gruesa para regularizar el soporte.

  1. Preparación del soporte

    Picar los depósitos de cales y salitre así como antiguos revestimientos. Lavar si es posible o raspar con el fin de obtener una superficie limpia y cohesiva.

  2. En caso de fugas o filtraciones de agua, abrir formando aristas rectas y taponar con weber.tec imperstop.

  3. Eliminar las juntas entre ladrillos que estén defectuosas (en 2 cm de profundidad). Rellenar con weber.tec dur.

  4. Modo de empleo

    Amasar weber.tec imper G manual o mecánicamente con 3,5 L de agua limpia por bolsa.

  5. Humedecer el soporte y proyectar el producto con cuchara a modo de revoque grueso hasta conseguir un espesor mínimo de 10 mm.

  6. Reglear y realizar el acabado con un frataso para obtener una superficie plana y regular. Puede revestirse con cualquier pintura, revoque, o cerámicos