Nuevo outfit para los productos Weber

Existe una tendencia actual que exige a las marcas estar a la moda. Y eso obviamente incluye su vestimenta de presentación.

Pero aquello que parece frívolo y efímero como un cambio de packaging, responde a una estrategia que apunta a acompañar y empoderar al consumidor en el momento de compra.

Y esto sucede en todos los mercados. Los de consumo masivo parecieran ser lo que juegan siempre en punta. Pero de golpe, aparecen otros jugadores, incluso de mercados más postergados en el tema, como el de materiales para la construcción, que supieron escuchar a sus clientes y hoy se exhiben en el punto de venta de una manera carismática, sugerente, hasta atrevida.

Se trata de enseñarle al consumidor que aunque haya una gran variedad de soluciones, siempre es la misma marca la que lo acompaña.

El packaging es un elemento vivo, que se adapta y se transforma como la misma organización y sus clientes. Muchas veces puede funcionar como un espejo sobre el comportamiento de un consumidor dentro de un sector o también, como una ventana hacia el futuro, un faro que indica el camino hacia donde se dirige.

Los nuevos envases de Weber tienen una clara misión. Empoderar al consumidor. Facilitarle la búsqueda. Acercar la solución. Y tiene el desafío de hablar varios idiomas según su interlocutor, o mejor dicho, uno solo. El idioma universal de la marca: soluciones para todo tipo de obra o de reforma.

Weber busca constantemente la innovación, no sólo en sus productos, sino también en la forma de conectar con sus clientes. El nuevo envase, que se presenta a nivel global (más de 60 países), llega al consumidor con un mensaje claro y directo, que le ahorra tiempo, y que se centra en lo que "verdaderamente importa", algo que llega para romper las reglas del embalaje tradicional del sector.

Weber presenta un envase distintivo, fácil de tratar y elaborado con una estructura visual clara y organizada. El nuevo diseño cuenta con fondo amarillo, una gran “gota” o ponit-it que sigue un código de colores para identificar los productos, donde se incluye lo que realmente se necesita saber del mismo. Ofrece una estructura horizontal con una franja informativa donde se resaltan los beneficios del producto y símbolos o pictogramas que facilitan la lectura e información.

Esta revelación surge del intercambio sincero y permanente de la empresa con sus clientes y consumidores. Su fuerte presencia a nivel mundial y su liderazgo en el sector, le otorgan la posibilidad de anticiparse a las necesidades de un mercado que se encuentra en permanente evolución.