Saint-Gobain Argentina S.A.

El ejemplo contemporáneo

En el barrio de Saavedra una esquina dinámica y contemporánea contiene una serie de tipologías de vivienda que proponen un nuevo modo de habitar.

En una zona de baja densidad del barrio de Saavedra, en la esquina de las calles Quintana y Arias, y muy próximo a la Av. General Paz y a las principales vías metropolitanas de la Ciudad de Buenos Aires, se implanta el nuevo edificio de viviendas de IR arquitectura. El programa está organizado en tres plantas que contienen cuatro unidades funcionales cada una –tres monoambientes y una dos ambientes-, y una terraza verde de uso común con vistas abiertas al barrio. La estrategia proyectual de los arquitectos es agrupar los servicios hacia el lado mayor del módulo de la vivienda, generando un “mueble”, de espesor mínimo, que contiene los espacios de guardado, baños, cocina y baulera, y que en los monoambientes también contiene el espacio para dormir.

Los autores diferencian programas de uso determinado de la zona dinámica y mutable de la vivienda; de esta manera, unidades de pocos metros cuadrados gozan de un espacio amplio de estar que comunmente es, en la mayoría de los departamentos mínimos de la Ciudad de Buenos Aires, invadido por cajas o mobiliario, por humos y olores, y carentes de privacidad y flexibilidad. Además, cada vivienda cuenta con su propia expansión, construida como una caja de policarbonato, que contrasta en textutra y color de la fachada del edificio y otorga al usuario mucho más confort que el típico balcón.

A la estudiada optimización espacial y a la innovación respecto a los modos de habitar se le suma una coherente conciencia ecológica –un sistema de recirculación de agua, un biodigestor, un percolador y seis paneles de precalentamiento solar de agua- que en cojunto transforman al edificio en arquitectura con fuerte carácter contemporáneo.