Saint-Gobain Argentina S.A.

La metamorfosis material

En el barrio porteño de Palermo, en la calle Armenia, se emplaza un edificio con una fuerte presencia material y con un marcado ritmo estructural. El volumen se desarrolla a partir de un zócalo comercial en planta baja, con una serie de escalonamientos en altura.

Palermo Soho, en la última década, se ha fortalecido como polo gastronómico, cultural, comercial y turístico de la Ciudad de Buenos Aires, produciendo grandes inversiones y proyectos de arqutiectura en el barrio y sus alrededores. Sobre la calle Armenia, a tan solo veinte metros de la plaza que lleva el mismo nombre, el cliente -un grupo de inversores- propuso realizar, aprovechando el potencial de la zona, un edificio de viviendas residenciales que incluyese un zócalo comercial sobre la planta baja.

El edificio cuenta con departamentos monoambientes -que son destinados a alquiler temporario-, y departamentos de dos, tres y cuatro ambientes a la venta para residencia permanente. Se incluyen espacios de uso común, áreas verdes, solárium y presencia de agua. El proyecto se organizó en dos bloques compactos de planta baja y cuatro pisos conectados mediante una plaza seca. Al frente se disponen los locales comerciales en doble altura retirados de la línea municipal, ampliando el ancho de vereda.

Conjuntamente a la silueta trapezoida del lote, la diversidad tipológica de las unidades -a pedido del cliente- y la intención de lograr viviendas bien asoleadas, aireadas y con buenas vistas, representaron el mayor desafío del proyecto. Se diseñó un sistema de brise soleil de hormigón como artefacto de control solar y protección visual.

Ya avanzada la obra, el comitente adquiere el lote frentista contiguo para ser incorporado al proyecto. Los arquitectos incorporaron nuevos locales comerciales a la calle. Las unidades de vivienda –que ascendieron a treinta y cuatro- se integraron al esquema existente, sirviéndose de los núcleos circulatorios del proyecto original. El parasol de la fachada fue modificado, incorporando a sus funciones la de constituirse como un elemento integrador de la imagen del nuevo edificio.