Saint-Gobain Argentina S.A.

En trama con la ciudad

Juana Azurduy 1635 es un edificio de vivienda multifamiliar compuesto por dos bloques que se articulan a través de un patio común.

El edificio está ubicado en una manzana del barrio de Nuñez, de altura baja y de actividad residencial y con la particularidad de tener la mitad de su superficie destinada a una escuela municipal, poblada de plátanos añejos y fresnos. El edificio, busca dar una respuesta urbana entendiendo a la medianera lindera a la escuela como una fachada, y no como un muro “ciego”.

Explorando las posibilidades del ladrillo macizo se proyectaron “fajas” horizontales de 90 cm de altura que hacen las veces de antepechos, de parasoles y de pantallas. Estas fajas recorren las cuatro caras de los bloques, conformando por momentos muros ciegos y por momentos muros cribados calibrando y acentuando las visuales. Cada balcón, cada terraza, cada ventana tiene una espacialidad singular, generando dobles alturas, expansiones con parasoles, pantallas que dan privacidad, o visuales enmarcadas, singularidades que favorecen la apropiación de quien habita.

El edificio cuenta una variedad tipológica, alternada por niveles, de un dormitorio y dos dormitorios. Las unidades se articulan con un núcleo central que contiene los baños y cocinas. Este núcleo, revestido en madera, cuenta con paneles que se desplazan permitiendo re-configurar y cualificar el uso de los espacios e intercambiar los sectores públicos/privados de la unidad. Pretendemos así que cada vivienda tenga la cualidad de adaptarse a las necesidades del usuario asumiendo la subjetividad de sus habitantes.