Saint-Gobain Argentina S.A.

Vivienda de interés social

PROYECTO POPA, ISLA MACIEL, PROVINCIA DE BUENOS AIRES.


Institución: Fundación Isla Maciel. | Autores: Arq. Roberto Frangella, Arq. Roberto Colombo, Arq. Luciano Dimaio, Arq. Claudio Abel Freda, Arq. Marcela Carolina Franco, Arq. María Alicia Busso, Arq. Gastón Noriega. | Colaboradores: Arq. Luis Castro, Francisco Olveira, Florencia Blanco, Leticia Escarra, Lucía Frangella, Néstor
Callegari.

En La isla Maciel existe un suburbio de viviendas de extrema precariedad que reflejan como es la vida y la existencia allí: más carencias que posibilidades. Nuestro proyecto utiliza el concepto de lo “sustentable“aplicándolo a la emergencia social y, en función a ello, busca resolver las viviendas con la mejor tecnología a la que los mínimos recursos permiten acceder. Así, se concentra en generar un espacio de privacidad familiar, cobijados de la lluvia y de los extremos rigurosos del clima.

La Isla Maciel tiene una tradición de construcciones en chapa, que ya es una característica cultural y una propuesta de identidad, ofreciendo una estética que le es compartida con la vecina barriada de La Boca. Retomando esta identidad se busca construir una serie de módulos básicos de 24 m2, que contienen la vivienda con sus servicios. Se obtiene así una vivienda que ofrece a las familias confort habitacional y servicios de higiene dignos. En general, el espacio territorial está muy abusado por lo que estos 24 m2 fueron desarrollados en dos plantas. También, dado el abigarrado tejido ya construido, se trata de reemplazar cada vivienda precaria por estos módulos compactos que se insertan en el mismo sitio recuperado. Es muy importante la rapidez que ofrece este sistema en seco, pues permite hacer estas operaciones de reemplazo causando los menores problemas a las familias que los habitan.

Con un costo básico de 200 dólares por metro cuadrado se ha resuelto una tecnología básica, dentro del concepto del Steel Frame. La estructura metálica se recubre con un sándwich compuesto por: una cara interior de un panel aglomerado de OSB o placa de roca de yeso, un panel de aislación térmica, una barrera de vapor y, finalmente, en el exterior la chapa acanalada. La estructura se asienta sobre una platea de hormigón pobre, con su correspondiente aislación hidrófuga.

El módulo básico lleva puerta de acceso y dos ventanas en cada nivel, instalación eléctrica básica compuesta de un centro y un tomacorriente por habitación, instalación sanitaria básica que cuenta con un baño completo de lavatorio, inodoro y ducha y una cocina compuesta de una mesada con pileta de cocina y artefacto de cocina incluido.