Saint-Gobain Argentina S.A.

Paseo de la Mujer

El colectivo Nuestro Tiempo ayudó a transformar una vieja playa ferroviaria en Canals, Provincia de Córdoba, en un espacio público con calidad e identidad colectiva.

El Paseo de la Mujer es el reflejo de un conjunto de mujeres que decidió transformar el espacio público de su ciudad. Agrupadas en un colectivo artístico denominado “Nuestro Tiempo”, este grupo de cordobesas involucradas activamente en problemáticas relacionadas con cuestiones de género eligió el diseño del artista Julio Della Mattia por resaltar y valorizar claramente las ideas de su agrupación.

Ubicada en los terrenos del ferrocarril en la Plaza Canals en la Provincia de Córdoba, la intervención -que se completó en varias etapas- se plasmó sobre los caminos que articulan el predio y, posteriormente, gracias a su éxito, la aprobación de la comunidad y el acompañamiento de instituciones, se decidió la incorporación de esculturas que fueron resueltas con la misma técnica.

El mural, realizado en el solado del Paseo de la Mujer, se compone de cuatro áreas de diez, ocho, seis y tres metros cuadrados respectivamente. Las denominadas “Ocho Mujeres”, “Flor Tantra” y “Guarda Circular de Flores” fueron realizadas con cerámicas, mosaicos y venecitas de diversos colores, mientras que ”La Mujer Caracol” fue realizada con la técnica del esgrafiado, la cual utiliza revestimientos cerámicos coloreados en blanco y negro.

La utilización del trencadis catalán, una técnica de gran desarrollo mundial en muralismo, fue la herramienta de aprendizaje que vinculó el trabajo de toda la comunidad de Canals, y con la cual se resolvieron los principales caminos del paseo, bancos, escenarios y juegos.

En el patio de juegos se buscó representar la idea de los juegos de mesa, para lo cual se utilizó pintura para pisos industrial con el fin de remarcar los casilleros con colores intensos.

El proyecto involucró al gobierno del municipio, las escuelas en representación de la comunidad educativa, diversos grupos de artistas, profesionales y empresas privadas que aportaron para la transformación de este espacio público.

En abril de 2010 la importancia del proyecto fue reconocida por el Honorable Consejo deliberante de Canals.