No dejes que el agua arruine tu casa, ¿por qué es indispensable impermeabilizar una obra?

Saint-Gobain Argentina S.A.

La impermeabilización es un proceso clave en las obras, que evitará futuras posibles filtraciones de agua frente a lluvias, humedad y granizo, entre otros. Las membranas asfálticas cumplen un rol clave en este aspecto, ya que componen un sistema que puede ser utilizado en distintas etapas de la construcción, colocándolas debajo del piso, por ejemplo, en lugares como baños, terrazas, balcones, o sobre techos y asean transitables, accesibles o no transitables obteniendo como resultado no solo una mejor terminación sino además una mayor resistencia a los factores climáticos. En estos casos por lo general, se colocan en la etapa final de una obra.

El sistema completo consta de una imprimación de emulsión o pintura asfáltica, el rollo de membrana y la terminación, en el caso de las que quedan expuestas, con la pintura aluminizada o color, según el rollo que se haya aplicado, para que no haya asfalto expuesto a la acción de los rayos UV u otras variables que lo afecten.

Sin duda alguna, este sistema es una opción sumamente segura para impedir el ingreso del agua.

Hay disponibles varias opciones de membranas clasificadas según la necesidad a cubrir: Bajo piso que se colocan bajo el piso y que por encima llevan una carpeta cementicia sobre el que luego se colocará un revestimiento cerámico, por ejemplo; las aluminizadas o no transitables, que se utilizan para todo tipo de cubiertas que solo tengan transito ocasional, y las transitables se usan en terrazas y balcones transitables.
Por eso, es importante conocer qué actividad se desarrollará en el lugar que se desea colocar, para poder elegir el sistema más optimo. Aquí (link al catálogo de Megaflex o la landing) encontrarás más detalle sobre estos puntos

 La vida útil de las membranas es bastante larga. Las aluminizadas y las transitables se estima tienen una duración de 10 años, pero se precisa realizar un mantenimiento de la superficie cada tanto, para minimizar los efectos del sol y/o el tránsito con el pasar del tiempo. Por ello, es necesario que cada 7 u 8 años se repinten las superficies a fin de extender la vida útil del asfalto que está debajo.

Si necesitas reparar una membrana deteriorada es imprescindible tener en cuenta que se debe quitar la existente para poder limpiar y preparar la superficie para la colocación de una nueva. Si solo el aluminio es lo que se resquebrajó, se podría repintar con pintura aluminizada para recomponer el manto protector de aluminio.

Es muy importante que sepas que hoy un equipo técnico dispuesto a evacuar todas tus dudas, evaluar las situaciones y darte los mejores consejos.

¡No dudes en contactarnos!