La mejor jugadora de hockey del mundo y Saint Gobain

Weber Argentina

¿Qué tienen en común la mejor jugadora de hockey del mundo y Saint Gobain?

Delfi Merino es embajadora de Huella Saint Gobain. Se comprometió de una manera muy natural, espontánea. La marca se acercó a ella para invitarla a participar de su programa de Responsabilidad Social. La consigna fue muy clara. “Te ayudamos a ayudar”, le dijeron. No tardó en comentárselo a su padre entusiasmada con la idea de poder hacer más por otros, ahora con el respaldo de una gran organización. Investigó sobre el tema y descubrió que varios colegas de diferentes disciplinas como Paula Pareto (judo), Federico Molinari (gimnasia artística), Braian Toledo (lanzamiento de jabalina), entre otros, ya se encontraban activos en el programa, modificando realidades a su paso por diferentes comunidades.

Ella eligió Icaño, una localidad del interior de Santiago del Estero donde funciona “Las Trincheras” un merendero, improvisado debajo de un árbol, que reúne a 180 niños, algunas madres y los más necesitados del pueblo, que se acercan para conseguir algo de alimento dos veces por semana.

Delfi Merino junto a Huella Saint Gobain se propusieron construirles un lugar propio, un comedor para proteger a los niños y abuelos que viven campo adentro en situación de abandono, y para que no deban depender del clima del día para obtener un plato de comida.

El proyecto se materializó en poco tiempo. Se donaron 1200 bolsas de revoque exterior weber prisma monocapa, 800 bolsas de carpeta weber RAS para piso y 300 bolsas de weber multiuso (mortero para pegar los ladrillos). Gracias a que los productos Weber se presentan listos para usar y agrupan diferentes soluciones en uno, resolviendo de manera simple y veloz las tareas constructivas a realizar, fueron los propios lugareños los que construyeran su nueva realidad. Además se brindó capacitación en oficios (huerta y panadería) para que, en el futuro, sean auto- sustentables. Pero sobre todo se trató de un trabajo en equipo, algo de lo que Delfi sabe y mucho.